Que tu calma, vitalidad y corazón se enciendan

Mujer… ¡¡¡Eres muy bienvenida!!!

Te invito a iniciar este viaje juntas, uniendo tu corazón,  tu mente, tu cuerpo y tu alma, sostenidos en la profunda intención que te ha traido a ser parte de este contenedor de luminosa transformación.

A través de esta plataforma, recibirás sugerencias que complementarán tus prácticas semanales, para verdaderamente integrar en tu psiquis, la determinación de priorizarte y de brindarte un espacio sagrado diario para estar contigo misma.

Caminar este recorrido de Autocuidado, despertará en ti nuevas  comprensiones y perspectivas de la mujer que realmente eres, brotando de manera natural y orgánica, un profundo amor por ti misma.

Celebro tu presencia y determinación, que te han llevado hasta aquí, para hacer algo distinto a lo habitual…para explorarte con honestidad y compasión, sabiéndote amorosamente sostenida y guiada.

Por un momento, te invito a realizar lo siguiente: 

  • Cierra tus ojos y respira sólo por tu nariz profundamente. Siéntete presente en tu cuerpo, con tu mente atenta a cómo te encuentras… desconéctate de cualquier distracción externa.
  • Bríndate un momento para chequear cómo estás, percibiendo tu cuerpo, tus emociones y el estado de tu mente… no intentes cambiar nada, sólo relajate y observa con amorosa y curiosa permisividad, cualquiera sea el presente en el que estes… y sólo obsérvalo. Deja de lado tu autoexigencia y crítica y simplemente abraza tu estado actual y relájate.
  • Nota que sucede en ti cuando dejas de luchar por cambiar algo que no «te gusta».
  • Ahora, céntrate en tu corazón, lleva tus dos manos al centro del pecho, y haz tres respiraciones profundas.
  • Desde allí, establece con claridad, tu intención o propósito que nutra tu determinación y te guíe de la manera más directa, hacia los resultados que deseas obtener con esta experiencia.

¡¡¡Te abrazo fuerte !!!

Comencemos…

Contenido del Curso

Expandir todo