Sobre

Mi historia

Hola, soy Valeria Escobillana , y estoy feliz de ofrecerte este espacio de encuentro y maravillosa transformación.

Siguiendo el llamado de mi corazón, me dedico a acompañar a mujeres en su camino a recuperar el poder personal, reconectar  con lo extraordinario de su ser y permitirse manifestar la vida que anhelan. Sé que esto es posible, porque es el camino que he recorrido y ha transformado mi vida.  Y si yo pude hacerlo, también es posible para ti.

Soy  una convencida de que hemos venido a este mundo a desarrollar al máximo nuestro potencial, para experimentarnos plenamente y  contribuir  al mundo dando lo mejor. Y para ello, es necesario sacudir  los condicionamientos y patrones  que recibimos de la sociedad  y nuestro entorno, desde que somos gestadas. Es soltar esta carga para comenzar a vivir desde nuestra autenticidad.

Esto implica una acción transgresora del status quo, que requiere de coraje, porque decides lanzarte en contra de lo establecido, porque en tu interior tienes la convicción de existe una mejor forma.

 

Valeria Escobillana

Al saltar, lo haces por voluntad propia, haciéndote 100% responsable de tu vida y de las consecuencias de tus elecciones. Comienzas a seguir tu corazón y  descubres que necesitas cambiar la forma en que hacías y vivías para efectivamente lograr resultados diferentes. Emprender este viaje te devuelve tu libertad, la consciencia y el poder para vivir la vida guiada por tu intuición y manifestar tanto como te permitas soñar.

En mi propuesta,  te comparto un mapa de recorrido, que inicia con la atención en tu cuerpo, tu primer aliado, para que consigas despertar una relación receptiva y amorosa con él. Reconocerlo, abrazar su ciclicidad y escuchar receptivamente sus mensajes, nos traen de vuelta al presente, despertándonos al goce, la gratitud, la transformación y  la manifestación consciente de la vida.

Aunque siempre me sentí con intereses y busquedas personales muy distintas a las que veía en mi entorno, mi vida seguía un orden bastante convencional. El punto de inflexión que me hizo reconocer mi pasión y propósito de vida fue mi maternidad. Comprendí que mi entrega al mundo ya no continuaría canalizándose desde el ejercicio de la agronomía ( mi profesión formal) sino que desde un espacio más propio y auténtico, en el que soy llamada a sembrar semillas de despertar y transformación femenina.

Y es desde mi pasión y entrega que emprendo esta tarea, porque mereces descubrir y experimentar la grandiosa Diosa que eres!

 Mi experiencia en la Transformación de mi Vida

Soy una apasionada de mi autoconocimiento y desarrollo personal. Me inicié en ello tempranamente en mi vida, a los 11 años. Las inquietudes espirituales de mi madre y su hermana, me permitieron acceder a interesante e inusual información con mucha facilidad. Aprender de metafísica con el libro de Cony Méndez; conocer aspectos de la filosofía, Kriya Yoga, música y enseñanzas de Paramahansa Yogananda Ji; practicar el Método de Control Mental Silva y participar de grupos espirituales de meditación  y crecimiento personal y tener un maestro espiritual antes de cumplir 15 años, 

eran experiencias bastante poco habituales para una adolescente de principios de los 80, en la sociedad chilena. Mi vida avanzaba alineada perfectamente a lo convencional, hasta que cumplo 21 años.

Producto de una seguidilla de experiencias dolorosas de pérdida, separación y desengaños, me rebelo al TODO. Renuncio a todas las creencias que sustentaban mi confianza y seguridad en ese momento. Vivo mi quiebre con la iglesia y sus doctrinas; comienzo a abandonar mi postura sumisa y comportada desde mi identidad de Mujer socialmente aceptada, para despertar  mi Sagrada Rebelde, que comienza a reclamar su LIBERTAD y derecho a elegir lo que desea vivir.

Y junto a lo anterior asumo el sentirme 100% responsable de los resultados y consecuencias, sin más guías externas convencionales, perdiendo el miedo a equivocarme y entendiéndolo como parte de mi derecho a aprender.  Inicio convencida mi nueva búsqueda, sostenida por mi desbordante intensidad y compromiso personal.

Me sumerjo a explorar profundo en mí, sintiendo la enorme carga emocional, decidida a encontrar nuevas formas que me permitan aprender a canalizarla, a sanar y nutrir mis carencias para recuperar la autenticidad de quien soy. Y alineada con mi intención, comienzo a descubrirme de la mano de practicas terapéuticas bastante vanguardistas y alejadas de lo convencional para ese momento (mediados de los  90).  

La práctica de grof o respiración holotrópica, fue el ancla que me permitió mucha liberación emocional. Sumado a ello, mi constante participación en retiros de sanación emocional profunda (TTS),  fueron claves en mi rápido despertar, comprensión y mayor conciencia.  En esta etapa, tuve la oportunidad de acompañarme de una potente mentora. Recibí inspiración y confrontación  para ir más profundo, enfrentando muchas instancias en las que tuve que salir de mi zona de confort y atreverme a hacer DISTINTO. Fue una maravillosa maestra de conocimientos y herramientas que me abrieron nuevos espacios para mi camino de transformación.

Mi catarsis sanadora duró diez años, con persistente trabajo personal, que siempre me llevaba al mismo inicio: sentir mi cuerpo, abrazar el presente y soltar. Es durante este periodo que comienzo a experimentar con mayor nitidez, la magia de la vida. Me alucinaba ver como el Universo se alineaba a mi intención de profunda y honesta sanación, permitiéndome vivir transformadoras experiencias , que elevaron mi comprensión y consciencia.

Llega a mi vida el conocimiento  de prácticas meditativas poderosas, el encuentro con maestros iluminados, practicas de auto cuidado y tecnologías ancestrales.  Siento profunda gratitud por todas estas bendiciones recibidas y que hoy sigo experimentando en mi vida. Algunas de estas magníficas experiencias fueron:

Participar varias veces del retiro de meditación  Vipassana;

Viajar al viejo continente para visitar a Mother Meera  y experimentar una reveladora experiencia con su Darshan, para luego trasladarme  al ashram de Thich Nhat Hanh en Bordeaux.

Allí viví espontáneamente el despertar en mi corazón a la auténtica compasión, perdón y reconocimiento de mis ancestros y finalmente integrar y abrazar la relación con mis padres y mis carencias emocionales de la infancia. Fue la experiencia que cerró mi ciclo de catarsis para abrirme a una nueva etapa: crecer desde la consciencia. Ya no recurriría a los dolores del pasado para sanar el presente, sino más bien, intencionadamente  entrar en mí y como adulta, y comenzar a reconocer y liberar creencias limitantes; comprender el espacio de la mente y trabajar en ella; transformar mi vida transformando mis hábitos, y continuar explorando más profundo en mi misma.

Comienzo a efectivamente comprender que todo lo que sucede en mi vida sólo depende de mi.

Entendí que ya no necesitaba seguir en batalla permanente con mi dualidad interior.  Dejaba atrás la rabia, el apuntar a «los culpables» de mi dolor en la vida, para comenzar a abrazarme y acoger mi responsabilidad en todo aquello.  Y junto a esto, surge con más fuerza el anhelo de habitar mejor mi cuerpo. Mi atención se vuelca autodidactamente a una nutrición más consciente, mis hábitos alimentarios se transforman del vegetarianismo al veganismo. Una nueva tecnología y filosofía llegan a mi vida, de la mano con mi maternidad: La práctica de Kundalini yoga .

Aunque los remanentes de rebeldía siempre están pulsando en mi, pues son parte de mi naturaleza, esta experiencia me permitió vivir el «rendirse a un poder superior» y comenzar a confiar AUN MAS.

Me acredito como instructora de yoga, y luego realizo varias especializaciones en torno a la mujer, las relaciones,  la mente y el estrés, incorporando esta práctica como uno de mis hábitos diarios saludables. Valoro profundamente esta tecnología y sus enseñanzas, porque ha ayudado a sostenerme en momentos de desafíos intensos y de persistente confrontación. Ella ha atraído muchas bendiciones y sanación profunda a mi vida y la de mi familia.

Hoy estoy cercana a cumplir 50 años, y como mujer voy recorriendo mi camino al climaterio hacia mi PLENIPAUSIA.  En mi llamado a comprender más allá de lo biológico-médico de esta etapa de nuestra vida femenina, me formo con Deanna  L´Ann, como facilitadora de Círculos de Luna Púrpura, teniendo el privilegio de ser parte del primer grupo a nivel mundial acreditado en ello. Y en este proceso, el Universo sigue bendiciéndome con sus sincronicidades.

Mientras efectuaba la formación (Noviembre 2018); experimento una segunda metrorragia, nuevamente sin una causal medica, ya que mi cuerpo se encontraba perfectamente a la luz de los exámenes. Sabia que a pesar de ello, la solución tradicional era la extracción de mi útero, ya que los tratamientos convencionales no estaban siendo efectivos. Esta no era una posibilidad para mi, pues entendía que era el reflejo de algo más profundo que me gritaba ser observado para cambiarlo de forma consciente. Fue entonces que emprendo un importante viaje, saliendo de Chile e internándome en mi, retirandome de mi cotidianidad, decidida a sanar aquello que emergía en un cuerpo sano. 

Fue un transformador y profundo viaje, muy acompañada por una querida amiga y hermana, quien me maternó, mientras vivía esta poderosa y desafiante transformación. 

«La práctica de Kundalini Yoga como hábito diario, ha sido una poderosa aliada en mi transformación integral. Esta tecnología me ha permitido profundizar aún más en la conciencia de mi cuerpo y de mi ser integral; sumado un beneficio fundamental para mi: entrenar la mente para que se disponga al servicio  de mi alma.»

Tener todo el tiempo sólo para mi fue fundamental, reflexionando sobre mis sintomas, mis emociones, mi vida y hábitos. 

Dentro del proceso, visito las tierras de Avalón. Estar allí fue conectar vívidamente con profundas raíces de mi linaje espiritual, mi poder personal  y mi ancestral entrega hacia las mujeres, honrando y recuperando una importante parte de mi ser que hasta entonces había negado.

Mi exploración sobre mi sangrado se extendio por 40 días, hasta que pude intuir con claridad el núcleo que buscaba atención. Renuncié a lo que ya no me servía, optando por mi verdad, aceptando las posibles consecuencias de mantenerme leal a mi. La hemorragia se detuvo en ese momento dando paso a la integración de esta nueva yo que renacía.

La vivencia fue un poderoso Rito de Paso, que me conduce a una nueva realidad de mayor abundancia, expansión y crecimiento. Comienzo a compartir con grandiosas mentoras y compañeras de viaje, que van conectándome cada vez más con el poder de mi Diosa interior. Nuevos aprendizajes, herramientas y comprensiones llegan a mi vida, como el Thetahealing, que fue revolucionario en mi crecimiento y liberación personal dutante esta etapa. La profundidad y trascendencia que se alcanza es creíble solo para quien lo experimenta , y yo he sido una de las bendecidas en ello. Es por esto que me acredito como terapeuta en esta forma de sanación intuitiva y es la que entrego en los encuentros femeninos  vivenciales y las terapias 1:1.

Al mirar en retrospectiva mi vida, siento una infinita gratitud, pues ha sido un poderoso  y disfrutado viaje de transformación y crecimiento  que continua en curso. Y esto es el reflejo para mi, de que vivo y he vivido una vida extraordinaria,  y que es posible para ti, construir tu propia versión si así lo anhelas.

Mi experiencia en el trabajo con mujeres

El trabajo y entrega que desarrollo con mujeres lo inicie formalmente en el año 2011. A través de distintas experiencias, compartia lo que he ido aprendiendo. Mis formaciones como terapeuta energetica y las diversas especializaciones que he tomado en ello, mi acreditacion como instructora de Kundalini Yoga , Doula por DONA Internacional, mi desarrollo como consejera en Lactancia desde mi propia vivencia y participacion en La Leche League, me brindaban nuevas y potentes herramientas para compartir.

Mediante clases de kundalini yoga exclusivas para la mujer; talleres de empoderamiento femenino, talleres de preparación al parto, post parto y puerperio y talleres de nutrición consciente comienzo a caminar este acompañamiento, basada en las enseñanzas yoguicas, mis conocimientos desde otras áreas  y mis propias vivencias.

El año 2012 me especializo en el Programa Healthy Breast, de Sat Dharam Kaur; un protocolo que aúna la naturopatía con la práctica de Kundalini yoga, para acompañar a mujeres en el tratamiento de cáncer de mama. Por 4 años me dedico a entregarlo a mujeres como un programa social y también de forma particular. La experiencia me brindo el ser testigo de hermosas transformaciones y receptora de mucha generosidad, sabiduría, amor y conciencia femenina.

Al 2020, mi programa Mujer Sana y Vital, ha beneficiado a más de 900 mujeres, quienes valoran el aporte que ha significado en sus vidas y salud. 

Es en el año  2015, creo un programa dedicado solo a la mujer: “Mujer sana y Vital”, destinado a desarrollar el autocuidado, resignificar la identidad de Ser Mujer y generar hábitos saludables y bienestar integral  femenino. Este programa surge para acompañar a través de relatorías en torno a puntos importantes para nuestra salud integral, la entrega de herramientas simples y efectivas, más prácticas de kundalini yoga específicas para la mujer.

Observando el impacto de ello es que he sentido el llamado a HACERME VISIBLE, para poder compartir lo que he aprendido y mis dones con todas quienes lo necesiten.

Facebook

Únete a mi fanpage en FaceBook ,¡ súmate a esta amorosa tribu femenina !

Youtube

Suscribete a mi canal de Youtube y mira los contenidos y herramientas que te entrego 100% gratis