Sugerencias de dietas para mujeres sobre 40 años

A continuación te comparto información referencial para guiar tu alimentación diaria en base a una dieta ovnívora ( que no excluye alimentos por algún tipo de filosofía o intolerancias). 

Es interesante porque tenemos la sensación de elegir lo que comemos y cada vez que adoptamos una determinada dieta, de alguna forma nos sentimos privadas de libertad por algo impuesto… la pregunta es ¡realmente siempre elegimos?

La verdad es que comes lo que comes no por decisión personal sino por lo que heredaste de tu familia y cultura, y son estas bases las que determinan lo que eliges comer… ¿no te parece interesante?

Has sido programada a comer lo que comes. Por lo que “efectivamente” no estás eligiendo sino replicando lo que fue programado en ti.

Esta programación pasa a ser parte de tu condicionamiento y de tu respuesta reactiva cotidiana, y como programa PUEDES cambiarlo todas las veces que lo requieras para  que esté a tu servicio.

¿Cuál es el sentido de que te comparta esto? Es mostrarte que a pesar que te sientas muchas veces incondicional y adictivamente enlazada a algunos tipos de alimentos, PUEDES CAMBIAR, si estos hábitos no son favorables para ti.

El cambio no solo se produce al dejar de consumir lo que quieres dejar, se requiere además que reemplaces su consumo por algún alimento beneficioso para ti.

Insisto, a modo de guía,  te comparto la siguiente propuesta alimentaria para una semana en base a 1800 calorias cuyo balance nutricional es adecuado.

Aquí una idea de propuesta para las tres comidas principales.

Dependiendo de tus hábitos, puedes integrar una merienda entre almuerzo y cena. Habitualmente se asocia a ella el consumo de cafe o té con una cucharada de mantequilla o aceite de coco, como un buen aporte de ácidos grasos esenciales, contribuyendo a la saciedad.

Publica un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *